HISTORIA DEL CONCEJO MUNICIPAL

ÉPOCA COLONIAL

El Concejo Municipal se estableció al instruirse la fundación de la Villa de Oropesa el 15 de agosto de 1571.

El primer corregidor de la Villa de Oropesa fue el Capitán Francisco de Hinojoza, quien presidia el “Cabildo Justicia y Regimiento”, que era la institución Municipal, munido de plenos poderes y sujeta a la Real Audiencia de Charcas. En 1762, el Concejo Municipal nace como Consejo Departamental. Tiene su origen en los cabildos que fueron corporaciones municipales originadas en el medioevo español y trasplantadas a América por los conquistadores.

El cabildo, era el representante legal de la ciudad, el órgano de la autonomía municipal, por medio del cual los vecinos trataban los problemas administrativos, económicos y políticos del municipio. Los cargos de los cabildos no se elegían sino que se vendían en subasta, y solo podían comprarlos aquellos descendientes de los primeros colonos españoles. .

ÉPOCA REPUBLICANA

Durante la República la vida constitucional de los municipios fue inestable, sufriendo transformaciones en función a las circunstancias políticas del momento.

Las atribuciones del primer Concejo Municipal de Cochabamba consistían en: controlar los establecimientos de educación, escuelas primarias, beneficencia, hospitales y cementerios públicos entre otros.

En 1861, La Constitución Política del Estado, establece la Administración Municipal, definiendo algunas competencias de trascendental importancia para la vida comunal y local, como por ejemplo sus miembros eran elegidos por voto directo.

En 1930, durante el gobierno de Hernando Siles, se dividió a los Concejos Municipales en cuerpos deliberantes y ejecutivos.

REVOLUCIÓN NACIONAL

Durante la Revolución Nacional de 1952 los municipios fueron incorporados al sentido estatal de la planificación, subordinando lo regional y local a lo nacional, asumiendo los gobiernos municipales un rol de intermediarios entre el Estado y la sociedad a través de su relacionamiento con las juntas vecinales y los sindicatos.

La constitución Política del Estado de 1967 reitera, aunque no se cumple en los hechos el carácter autónomo del Gobierno Municipal, la elección de los Concejales por sufragio popular y el Alcalde por los Concejales; asimismo establece atribuciones para el Ejecutivo Municipal en el territorio del radio urbano de la ciudad, reduciéndose a velar por el abastecimiento de la población.

RECUPERANDO LA DEMOCRACIA

En 1982 y con el fin de las dictaduras militares y durante la presidencia de Hernán Siles Suazo retorna la institucionalidad a los gobiernos municipales, es así que en 1985 se realizan las primeras elecciones municipales con voto universal.

Medardo Navia Quiroga, político boliviano, fue el primer presidente del Concejo Municipal de Cochabamba tras las primeras elecciones democráticas en 1985 en representación del MIR.

LEY DE PARTICIPACION POPULAR N° 1654

En Bolivia la Ley de Participación Popular Nº 1551 y la Ley de Descentralización Administrativa Nº 1654, han permitido iniciar un proceso de reconfiguración de la relación entre Estado y sociedad civil, transfiriendo atribuciones y recursos a niveles subnacionales, como respuesta del gobierno a las demandas regionales por mayores espacios de poder de decisión y participación. Estas son el resultado de que hasta antes de la promulgación de dichas leyes, en el país se presentaba una distribución inequitativa de los recursos financieros.

De las disposiciones administrativas relativas a los municipios, reviste importancia destacar el inciso c) del Art. 2 de la Ley 1551 de Participación Popular, porque indica lo siguiente.

“Establece el principio de distribución igualitaria por habitante de los recursos de Coparticipación Tributaria asignados y transferidos a los departamentos, a través de los Municipios y Universidades correspondientes, buscando corregir los desequilibrios históricos existentes entre las áreas urbanas y rurales”.

Los cambios efectuados en el comportamiento del movimiento de los recursos económicos del país que fueron a causa de la implantación de las leyes vigentes en la actualidad, hace que tenga una alta significación en la inversión pública municipal; pues el sustancial incremento de los recursos de participación popular a favor de los gobiernos municipales, está permitiendo el apalancamiento financiero tanto de fuentes internas (recursos propios, aportes comunales, otros) como externas (donaciones, créditos, otros), logrado por los gobiernos municipales para la ejecución de programas, proyectos y obras de diversa naturaleza en el marco de las atribuciones que les señala la ley.

Además, con esta Ley a través del Art. 14 (Ampliación de Competencias Municipales), amplia la competencia municipal en las siguientes materias:

I. Se amplían todas las competencias municipales al ámbito rural de su jurisdicción territorial.

Enlaces relacionados